Un queso y un buen vino: la elección perfecta

El queso es uno de los productos españoles de mayor demanda por parte de las familias españolas, además de ser altamente apreciado por muchos de los que quieren disfrutar de un buen queso cuando se van de vinos por la noche. En muchos bares es común ofrecen esta combinación queso y vino, pues suele ser apreciada por la gente.

Combinación queso y vino

Los vinos de España son famosos en todo el mundo, y no es difícil encontrar en los bares y restaurantes un buen vino que tomar al lado de la comida.

Para la mayoría de españoles el vino es un producto casi imprescindible en la mayoría de las comidas, aperitivos o noches de copas con los amigos. Los españoles se suelen entender muy bien de vinos, debido precisamente a la calidad de los vinos producidos en el territorio nacional.

El queso también es uno de los productos de gran categoría en España, y también se sabe casi siempre que queso es mejor que otro. En esa combinación queso y vino es mejor dejarse recomendar por algún experto que indique que tipo de queso combina mejor con cada tipo de vino.

Normalmente, los quesos de gusto más fuerte suelen combinar mejor con los vinos más intensos, con más taninos. Los vinos más dulces pueden hacer que el gusto de los quesos más salados pierda su excesivo sabor salado al mezclarse con ellos en la boca. Igualmente, cuando el queso es de gusto más suave, un vino más dulce podría combinar bien con él, pues no afectaría al sabor original del queso, o quizás lo potenciaría.

Esencias y aromas

También importa los condimentos o aromas añadidos a los quesos, pues pueden influir también en la elección del vino. Existen quesos a los que se le añaden frutas, como arándanos, o mango, normalmente son quesos de tipo fresco.

En estos casos la mejor combinación queso y vino sería el de un vino dulce con el queso fresco con frutas, pues los sabores no se contradicen.

Tags: