¿Qué pasa cuando empiezan a ir al colegio?

Cuando nuestros hijos empiezan a ir al colégio resulta una preocupación para todos los padres, imaginemos el plus que supone cuando nuestro pequeño sufre de alguna enfermedad como pueda ser la celiaquía.

Gracias a la ciencia y los medios de difusión, hoy en día no existen peligros para el niño celíaco en el colegio, porque hay una cantidad de información al respecto que implica que no tiene porqué correr riesgos. Aún así, es tarea de los padres procurar que no haya ningún problema.

Habrá una edad en la cual nuestro hijo será consciente de su enfermedad, y él mismo podrá ir con cuidado con las cosas que debe o no comer, pero hasta que ese momento llegue, aunque podamos informar al pequeño de que hay ciertos alimentos que no puede tomar, es muy probable que lo olvide, o que no sepa identificar que hay ciertas cosas que también incluyen el glúten.

Es por esto por lo que tendremos que prevenir a la escuela para que el maestro tenga un ojo encima de que no coma de lo que le puedan ofrecer sus amiguitos o pedir un menú especial en caso de que haya de quedarse en el comedor de la escuela.

Cuando el tutor lo sepa, deberá explicarlo en clase a los otros niños, para concienciarles y evitar inocentes equivocaciones que podrían poner en peligro a un niño celíaco.

Estaría bien si el profesor tuviera también algunos dulces o premios sin gluten para dar a nuestro hijo en caso de que sus amigos tengan cosas, para que no se sienta excluído por su enfermedad.

Una vez avisado, bajo la responsabilidad del colegio queda que haya un menú adecuado en el comedor escolar o que durante las celebraciones o salidas de excursión haya alimentos sin glúten, y que el profesor controle debidamente que no haya errores a la hora de repartir la comida.

Tags: