¿Qué es la liposucción?

La liposucción es, en el nivel más fundamental, la eliminación del exceso de grasa y de la grasa no deseada a través de pequeños puntos de acceso por medio de técnicas de succión.

El arte de la liposucción se expande sobre este principio básico, al adelgazar, alisar, modelar y esculpir estéticamente para lograr contornos hermosos y naturales. La administración hábil de tales técnicas puede producir excelentes resultados en áreas que de otra manera no responderían al entrenamiento o a la dieta.

Si bien la liposucción es uno de los procedimientos de cirugía estética más comunes, lograr resultados hermosos con la liposucción es una habilidad poco común. El cirujano plástico aporta finura, arte y vasta experiencia en el arte y la ciencia de las técnicas de liposucción y el contorno corporal para lograr los resultados más hermosos.

El cirujano plástico utiliza la lipoescultura asistida ya que es la última tecnología para una eliminación de grasa efectiva, suave y segura. Múltiples áreas son frecuentemente tratadas en el mismo procedimiento quirúrgico y la lipoescultura es a menudo utilizada al mismo tiempo que otros procedimientos de cirugía plástica.

Preocupaciones

Para algunos, ese pequeño bulto de grasa puede que no se mueva a pesar de los vigorosos intentos de dieta y ejercicio. Esto puede ser causado por células grasas que están programadas para no encogerse.

Para aquellos que quieren deshacerse de estas células grasas, la liposucción puede ser la respuesta. Es un procedimiento de cirugía plástica muy popular ya que define y realza la figura natural del cuerpo.

Este procedimiento de cirugía estética, también conocido como lipectomía asistida por succión, elimina los depósitos de exceso de grasa de áreas específicas que pueden incluir el cuerpo, la cara o el cuello.

Muchos han encontrado que la liposucción es una opción viable para adelgazar las caderas y los muslos, la parte superior de los brazos, el pecho, la espalda, la cintura, los glúteos, aplanar el área abdominal, contornear las pantorrillas y los tobillos, y reducir o eliminar un mentón doble.

La liposucción no debe utilizarse como sustituto de la dieta y/o el ejercicio, ni como tratamiento para la obesidad, la piel flácida o la celulitis.

La liposucción puede ser combinada con otros procedimientos estéticos incluyendo una abdominoplastia y reducción de senos, entre otros. El cirujano plástico podrá asesorar más específicamente sobre este tema, ya que cada caso es único para cada persona.

Soluciones

La cantidad de diferentes tipos de liposucción disponibles hoy en día puede ser una distracción confusa de las dos partes más importantes del proceso de liposucción: la seguridad y el arte.

La comprensión de sus deseos y objetivos, la apreciación del equilibrio entre su distribución única de exceso de grasa y su elasticidad de la piel, y la experiencia y habilidad de su cirujano plástico son los principales determinantes de los hermosos resultados que puede lograr.

Las regiones que pueden ser tratadas son casi ilimitadas, siempre y cuando la elasticidad regional de la piel sea suficiente. La liposucción se puede utilizar para reducir y refinar los muslos, las caderas, las rodillas, el abdomen, los flancos, la parte baja de la espalda, el pecho, los senos, los brazos y el cuello, individualmente o en diferentes combinaciones.

Existen varios métodos diferentes de liposucción que lo hacen más fácil, más seguro, menos invasivo y menos doloroso.

Tags: