La hipertensión

Si bien este problema es padecido por muchas personas esto no quita su importancia ya que puede dañar severamente varias partes del organismo por ello si el tensiómetro ha dado señal de alerta es bueno que presten atención a estos consejos.

La hipertensión arterial es la medición reiterada de cifras de tensión arterial superior a 85 minima y a 140 máxima, si estas cifras aparecen de manera aislada no es preocupante pero si persisten es distinto.

Cuando la presión es alta se deberá acudir al médico porque este cuadro tiene gravedad y deberá ser tratado urgentemente, ante una persona con presión arterial alta lo primero que se deberá hacer es ver si existe una recuperación fósica, si se encuentra un deterioro en algún órgano o sistema, debe considerarse además un tratamiento anti-hipertensivo, un tratamiento que sea paralelo para la parte afectada.

Para empezar es normal que conforme una persona vaya creciendo la presión se incremente por el engrosamiento de las paredes arteriales y la mayor resistencia al avance de cada pulsación de sangre, por otro lado las drogas, el tabaco, el alcohol, pueden provocar un incremento de la presión arterial como así también algunas patologías en los riñones o en el sistema nervioso, la diabetes, la obesidad y el colesterol entre otras enfermedades.

La homeopatía esta forma de medicina natural desarrolla un tratamiento integral que tienen en cuanta los factores fisiológicos y anímico emocional.

Las semillas de calabaza son muy efectivas, se deberá quitar la piel e ingerir una cucharada por día, las cantidades de Omega 3 y 6 ayudaran a reducir los niveles de colesterol y a controlar la presión.

El ajo y la manzana es my buena para regular la presión ya que mantiene limpia a las arterias, por otra parte entre las plantas que tienen efecto hipotensor se encuentra el ajo, es antiséptico, fungicida, depurativo y baja la presión y el colesterol.