Disfrutar de la gastronomía española en el extranjero, ¿es posible?

El lugar privilegiado de España como destino preferente en el turismo internacional tiene mucho que ver con su tradición de la “buena mesa”.

Fama internacional

La gastronomía española no es un fenómeno precisamente joven fuera de las fronteras del país. La conocida paella, el gazpacho o la sangría cuentan por méritos propios con un lugar especial entre las preferencias de los comensales extranjeros.

Pero recientemente, la subida al podio de la cocina de prestigio por parte de numerosos chefs españoles ha contribuido a dignificar la gastronomía española más allá de los platos típicos, demostrando que la innovación es parte de la buena mesa.

De esta manera, encontrar un restaurante español fuera de España es cada vez más sencillo, y la variedad es abundante en países como Estados Unidos.

La buena mesa es seguramente una de las cartas de presentación más cotizadas por cualquier país a la hora de atraer turistas, y consultar la carta de cualquier restaurante español en el extranjero sirve para hacerse una idea de las preferencias de los visitantes.

Si al prestigio internacional de la comida se une el de la bebida, es comprensible que sean muchos los que se deciden viajar a España en busca ya no sólo de buen clima, sino también de una gastronomía de calidad.

Paella en el extranjero

Los países escandinavos y Estados Unidos son regiones donde el concepto de “restaurante español” tiene una acogida particularmente buena entre la clientela.

Sin ir más lejos, en Nueva York es posible encontrar una amplia variedad de establecimientos. Desde el restaurante español tradicional hasta bares de tapas, pasando por “cafés” o mesones.

La idiosincrasia del local se percibe desde el propio nombre, que suele ser español o catalán, aunque también abundan establecimientos vascos, de renombre por sus cotizados y apreciados “pintxos”.

Bodegas y bares contribuyen a llevar la gastronomía tradicional por todo el mundo al mismo tiempo que incorporan las últimas técnicas que han coronado a la cocina española como una de las más innovadoras y apreciadas en todo el mundo.